Entradas en este blog

873 entradas

Ultima actualización: 21 de Agosto de 2017

(Se incluyen artículos y otros medios de comunicación desde 1981 a la actualidad publicados en El Colonial, El País, Diario Córdoba, La Voz de Córdoba, El Día de Córdoba y algunos otros medios de comunicación impresa, bien escritos por mi, bien que aparezcan noticias relacionadas con la Salud, o con alguno de mis tres pueblos: Adamuz, Monturque o Fuente Palmera)





Citas

De entre los conceptos hermenéuticos básicos aplicables a la ETICA, el principal es el de la SOLIDARIDAD" (M. Kelly)
---------------------------------------------------------------
"Pobre del líder que ignora a quien le facilitó el autodescubrimiento de su liderazgo y le ayuda a mantenerlo" (B. Galan)
----------------------------------------------------------------
"Dijo a la lengua el suspiro:
echate a buscar palabras
que digan lo que yo digo" (Copla andaluza)
------
"Dijo el suspiro al silencio:
yo digo lo que tu quieres
decir, y no estás diciendo" (Dr. Pedro Laín Entralgo)

El tiempo en Monturque

Sígueme por correo-e

jueves, 24 de noviembre de 2005

VIOLENCIA DE GENERO

VIOLENCIA DE GÉNERO

Conferencia pronunciada en el Salón de Usos Múltiples de Fuente Palmera ante la Federacion de Asociaciones Femeninas de la Colonia de Fuente Palmera, por el Dr. D. Bernabé Galán. Médico de Familia de la Colonia.


DIAPO 1

El siglo XXI ha comenzado su andadura tristemente ensombrecido por el rastro que, tras de sí, van dejando una larga cadena de rostros sufrientes: niños maltratados por las personas que deberían protegerlos, mujeres heridas, golpeadas, humilladas o asesinadas por sus parejas; ancianos abandonados u olvidados por familiares o cuidadores, etc. Son todas víctimas de una cultura de violencia que nos envuelve y que pone en evidencia la falta de salud de nuestra sociedad. Los expertos consideran que la violencia se genera y se fomenta desde la propia sociedad, desde su lado más oscuro: miseria, pobreza cultural, desarraigo, pérdida de valores, etc, son un caldo de cultivo óptimo para la violencia. El origen de la misma se encuentra en los pilares más profundos de nuestra cultura, que está configurada por y para el varón, en la cual perviven los mitos que sustentan la primacía del hombre sobre la mujer.

DIAPO 2

Este problema, esta lacra, no es algo nuevo. Ha existido desde siempre. Lo que ocurre es que ahora sale a la opinión pública de manera masiva debido no solo a la potencialidad de propagación que tienen los medios de difusión, sino porque ha dejado de ser un problema privado y la sociedad se va concienciando progresivamente y se comienza a considerar como un problema de salud, ya que provoca deterioro físico, psicológico y social en quien lo padece.

DIAPO 3

El artículo 1º de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, dice: “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de rezón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros”. Si las personas de buena voluntad deseamos un mundo mejor con un futuro luminoso y libre, donde no tenga cabida ninguna forma de violencia ni maltrato, hemos de luchar para lograr que se respete el ejercicio del derecho fundamental cual es el DERECHO A LA VIDA.

DIAPO 4
No toda la violencia de género es doméstica; y no toda la violencia doméstica es de género. Son pues diferentes tanto conceptualmente, como desde el punto de vista de aplicación práctica. Creo que la acepción "doméstica" y la expresión "de género" son dos conceptos diferentes. El uno no excluye al otro, ni el otro al uno, ya que son complementarios pero no miscibles. Son dos conjuntos de violencias que tienen un sector de casos en común pero que se deben a conceptos nucleares muy diferentes.
DIAPOS 5, 6, 7, 8 y 9
En 2004, en España, la violencia doméstica se cobró la vida de 72 mujeres: 69 de ellas fueron asesinadas por su pareja o ex pareja. En dos ocasiones, el agresor acabó también con la vida de la madre de su víctima. Una amiga de una de las mujeres asesinadas completa la lista negra. La violencia doméstica centra el 13 % de los asuntos penales en Andalucía. La mayoría de los más de 3.750 casos registrados el año pasado, una cifra que triplica la de 2003, acabó en sentencia condenatoria. La carga de trabajo de los juzgados se situó muy por encima del módulo establecido por el Consejo General del Poder Judicial. Cada vez son más las mujeres que se deciden a denunciar el maltrato que sufren en sus hogares, lo que provoca que aumente, año tras año, el número de este tipo de delitos que llegan a los juzgados. De hecho, el año pasado en los 58 juzgados de lo penal de Andalucía, Ceuta y Melilla ingresaron un total de 28.808 asuntos de los que el 13 por ciento, 3.752, estuvieron relacionados con la violencia doméstica, una cifra que triplica a la de 2003, según la memoria anual del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

DIAPO 10
La CLAVE de la conducta del maltratador es que para él, LA MUJER ES UN OBJETO QUE LE PERTENECE. Y cuando no acata sumisamente su voluntad, cuando se le ocurre 'rebelarse', se siente humillado y recurre a la violencia. Un hombre celoso, posesivo y controlador, que actúa como si tuviese una especie de derecho natural para degradar a su pareja.
La mayoría de estos hombres tienden a minimizar los efectos de su conducta, suelen recurrir a la mentira y no se reconocen como maltratadores. Los golpes que propinan a la mujer se transforman en una simple «pelea» cuando quien lo cuenta es el agresor. Los insultos y gritos, en comunes «problemas de pareja». Tampoco son conscientes del daño que hacen. Simplemente ponen a sus mujeres «en el lugar que les corresponde»: siempre por debajo de ellos.
DIAPO 11
El complejo de inferioridad y la poca autoestima que suelen tener los maltratadores les hacen convertir cualquier 'desaire' -así ven cualquier opinión o conducta que no se ajuste a su punto de vista- en una ofensa a su virilidad. Un sentimiento de humillación que quieren eludir a toda costa. Para ello, optan por el extremo contrario y buscan en las palizas a sus mujeres un poder que se les niega en la calle. Por eso no se resignan a perderlas. Las necesitan vitalmente para desahogarse. Y encuentran la excusa perfecta cuando a ellas se les ocurre llevarles la contraria. «Discutimos porque ella quería cambiar de trabajo, pero a mí me parece bien el que tiene. Después no sé que pasó, la golpeé y la dejé un ojo morado»
DIAPO 12
¿EXISTE UN PERFIL DEL HOMBRE MALTRATADOR?
Socialmente no hay un prototipo de maltratador; puede ser de clase alta o baja, con estudios o sin ellos, joven o viejo. Su conducta no tiene por qué estar ligada al consumo de alcohol o drogas -en el 80% de los caso no lo está- y tampoco a desviaciones psíquicas. En contra de lo que pueda parecer, la mayor parte de los agresores no son enfermos mentales: el 20% de ellos sí presenta un trastorno mental –alcoholismo, esquizofrenia paranoide, trastorno delirante…-. Pero el 80% son ‘normales’; no existe un trastorno grave, aunque sí presentan alteraciones de la personalidad y cognitivas, como un machismo extremo o la justificación del uso de la violencia para resolver problemas.«Lo único que tienen en común es que son hombres y que tienen muy interiorizada la idea de que la mujer está a su disponibilidad». Según asimilen más o menos esta idea se convertirán en un tipo diferente de agresor: asesinos, violentos físicos o psicológicos, controladores… En ocasiones los hombres con mayor status social y cultural recurren a formas más sutiles de violencia, como la psicológica, mientras que los que tienen un nivel cultural menor optan directamente por los golpes.
La mayoría no son agresivos de forma habitual. Ejercen su violencia de forma selectiva, sólo con su mujer. Por eso es tan difícil reconocerlos. Además, desarrollan una especie de doble personalidad «hacen lo que corresponde hacer a un hombre cuando están en público: tratar bien a su mujer; pero son unos tiranos en privado». «Esta doble fachada es más acusada en los maltratadores que ejercen violencia física».
Además suelen presentarse a sí mismos como víctimas. «Discutimos y ella me dijo que no aguantaba más y que se iba. Yo la empujé y se cayó». «Tuvimos un desencuentro, le grité y se asustó», «me provocó», «si se hubiese quedado callada no habría pasado nada».
Los valores machistas que imperan en la sociedad han calado hondo en estos hombres, llevándoles a extremos límite. Muchos incluso sufrieron maltratos en su infancia y han interiorizado la violencia como un comportamiento normal. Los golpes y los gritos son su único recurso. La única forma de enfrentarse a una vida que no transcurre como a ellos les gustaría.
DIAPO 13
ROLES APRENDIDOS
¿QUÉ PASA CON LOS 'HIJOS DE LA VIOLENCIA DOMÉSTICA'? Cuando papá maltrata a mamá —o viceversa—, los hijos se ven atrapados en un infierno. Y en muchos casos, la violencia se 'transmite'. Pasan los años, y ese niño a veces llega a convertirse en un adulto maltratador; a veces, en un adulto maltratado. La historia se repite.
Hoy se sabe que muchos maltratadores fueron víctimas o testigos de malos tratos en su infancia. Como ejemplo, os diré que se ha conocido hace poco la detención, por agredir presuntamente a su pareja, del hijo de Ana Orantes, la mujer que en 1997 fue quemada viva por su ex marido, y cuyo caso sensibilizó al Gobierno para reformar el Código Penal en materia de violencia doméstica. No hay estadísticas oficiales al respecto, pero los psicólogos descubren en sus consultas que muchos de los hombres y mujeres que ejercen la violencia —física o psíquica— sobre sus parejas repiten roles aprendidos. Concretamente, uno de cada tres es el dato que ha extraído Enrique Echeburúa, catedrático de Psicología Clínica de la Universidad del País Vasco, de su experiencia en terapias con unos 150 maltratadores. Y el problema afecta también a las víctimas: de las más de 3.000 mujeres maltratadas que ha atendido el equipo de Echeburúa desde 1995, una de cada seis sufrió o presenció situaciones de violencia doméstica en su niñez.
«El aprendizaje social no sólo depende de lo que lo ocurre a uno mismo; también se produce por una observación de los demás». Y una de las cosas que se aprende, según destaca Echeburúa, es que «con la violencia se obtiene un claro 'beneficio': el agresor termina saliéndose con la suya». En la edad adulta, el recurso a la violencia denota la incapacidad de resolver un problema por otras vías.
DIAPO 14
Una familia en la que existe maltrato es una familia de riesgo. Y los niños son los más vulnerables. Psicólogos, pediatras y asistentes sociales coinciden en destacar que no existen programas específicos para el «seguimiento» de estos niños. Sí existen programas para atender a menores que sufren directamente maltrato físico o abuso sexual. Además, tampoco es fácil detectar muchos de los casos, ya que muchas mujeres no denuncian ni si quiera su propio maltrato.
Sin embargo, sí se puede estar atento a determinados signos de alerta: cuando el niño tiene antecedentes de conductas violentas; cuando en el colegio se muestra agresivo o terriblemente inhibido; cuando en la adolescencia hay un consumo abusivo de alcohol o drogas; cuando hay impulsividad, negativismo, rebeldía, respuestas emocionales exageradas, retraso en el desarrollo, fracaso escolar… Pediatras, médicos de atención primaria e incluso profesores —el colegio es el lugar donde los niños pasan más tiempo— serían piezas clave a la hora de detectar y hacer un seguimiento de esos casos y poder determinar si es necesaria o no la intervención de un psicólogo con carácter preventivo
DIAPO 15
QUÉ HACER: ¿ERES VÍCTIMA DE MALOS TRATOS? Puedes contactar con la Policía (091) o la Guardia Civil (062) en cualquier momento del día. Aquí tienes unos consejos que podrán servirte de ayuda e incluso salvarte la vida en una situación de peligro.
Protégete partes sensibles del cuerpo como la cara y la cabeza. Intenta permanecer fuera del alcance de tu agresor: puedes encerrarte en una habitación –que tenga una ventana para escapar, o un teléfono para pedir ayuda-, irte a casa de alguna vecina o amiga –llévate a los niños contigo-, cerrar las puertas de casa si el agresor ha salido...Haz todo el ruido que puedas. Llamar la atención de los vecinos o de la gente que pasa por la calle puede servir para que alguien acuda en tu ayuda y salvarte la vida.Si tus vecinos son de tu confianza, puedes pactar con ellos una señal de ayuda (un ruido concreto, por ejemplo) para que sepan cuándo estás en peligro y avisen a la policía.Los niños también son víctimas de la violencia. Enseña a tus hijos a protegerse, a ponerse a salvo, a quién llamar para pedir ayuda en los momentos peligrosos… Registra en un cuaderno, con todo el detalle posible, las situaciones de violencia vividas y los datos de testigos. Guarda todas las pruebas que puedas: objetos rotos, armas, ropa destrozada o con sangre... Te será de utilidad si decides denunciar a tu agresor.Si no puedes desplazarte por ti misma a una comisaría o a un centro sanitario, contacta con la Policía (091) o la Guardia Civil (062). Ellos acudirán para ayudarte.
DIAPO 16
MÁS INFORMACIÓN: Direcciones y teléfonos de interés
Guardia Civil : 062Policía Nacional: 091 Emergencias : 112
Información Instituto de la Mujer: 900 19 10 10
Teléfono ciudadano (información y denuncias): 902 22 22 01
Centro de Información malos tratos mujer: 900 10 00 09
EMUME: Dirección General de Especialistas Mujer-MenorEmail: emume@guardiacivil.org
DIAPO 17
TESTIGOS: ¿TIENES CERCA A UNA VÍCTIMA DE LA VIOLENCIA DOMÉSTICA? Familiares, vecinos y amigos cercanos pueden poner su granito de arena. Los malos tratos no son un problema de puertas adentro. Tú también puedes y debes actuar.
1. Si... los ruidos que oyes habitualmente en la casa de al lado son algo más que una discusión normal y pacífica de pareja, llama a la policía. Alguien puede estar en peligro. 2. Si... eres familiar cercano de una persona que sufre malos tratos, puedes solicitar la orden de protección.3. Si... has presenciado un episodio violento, ofrece tu testimonio cuando te lo pidan.4. Si... quieres ayudar, ofrece tu apoyo a la víctima. No te extrañes ni te sientas ofendido si te rechaza o incluso si se enoja y niega el problema. Los malos tratos físicos y psíquicos pueden llegar a anular la autoestima y la capacidad de decisión de una persona. Pero tampoco decidas por ella. Si sabe que puede contar contigo, quizá se atreva a dar el paso en algún momento.5. Si... quiere hablar, escúchala, pero sin presionarla ni juzgarla. Puedes convencerla de que tiene un problema, de que no está sola y, sobre todo, de que ella no es culpable de la situación.
DIAPO 18
Claves para entender y tratar el problema. Preguntas y respuestas.
1. ¿CÓMO SE RECONOCE A UN MALTRATADOR?Si hay maltrato físico o psicológico, no hay duda. Pero se puede detectar mucho antes de llegar a esta fase. Son hombres fundamentalmente posesivos que ejercen mucho control sobre la mujer: si entras, si sales, con quién vas cómo vistes, cuánto dinero gastas, si tienes haces o recibes llamadas -ya sea de amigos o familiares-, si te desvalora, desautoriza o insulta en público... E incluso antes, en la etapa del noviazgo, hay síntomas que pueden poner en alerta a una mujer: antecedentes de conductas violentas con otras mujeres, familiares o amigos; accesos de cólera repentinos y sin sentido; actos de crueldad (por ejemplo, con animales); falta de arrepentimiento ante sus propios errores; una forma de pensar excesivamente rígida, convencido de que siempre está en posesión de la verdad...
2. SOY VÍCTIMA DE MALOS TRATOS. ¿QUÉ DEBO HACER?Tienes dos opciones:- Buscar consejo profesional a través de programas de asesoramiento a la mujer. Puedes informarte en el teléfono gratuito 900 19 10 10.
- Denunciar a tu agresor. Si tomas esta decisión, tienes que tener claro que después de la denuncia no puedes volver a compartir la misma casa con él. Puede ser peligroso. Traza previamente un plan para poder refugiarte en casa de algún amigo o familiar. Algunas comunidades autónomas tienen un sevicio de urgencia que permite acoger a las víctimas unos días mientras se solucionan los trámites necesarios para su entrada en una casa de acogida.
3. ME PEGA, PERO ENSEGUIDA ME PIDE PERDÓN Y ME PROMETE QUE ME QUIERE Y QUE VA A CAMBIAR. ¿ES POSIBLE?NO. Las promesas de cambio son una fase más del ciclo de la violencia. Un hombre pega, maltrata, pide perdón, incluso te abruma con regalos… Está una temporada en calma, pero luego vuelven a repetirse los malos tratos, vuelve a pedir perdón… Y cada vez, las temporadas de calma son más cortas. La única forma de cambiar es romper el ciclo
DIAPO 19
4. ¿SERÁ POR MI CULPA?NO, EN ABSOLUTO. Muchas mujeres se culpabilizan a sí mismas por la baja autoestima que tienen tras repetidos episodios de agresiones físicas y psíquicas. Ese sentimiento de culpabilidad proviene de la estructura patriarcal: el hombre es el que ejerce la autoridad en la familia y la mujer se siente culpable de desobedecerle. Pero que nadie te engañe: el maltrato no tiene ninguna justificación. La única causa de tu situación es que él es un agresor.
5. ¿QUÉ ES EL SÍNDROME DE DEPENDENCIA AFECTIVA?Es un nexo emocional que impide a la víctima romper con su agresor. Es muy frecuente en mujeres maltratadas que viven 'aisladas' porque el agresor no las deja relacionarse con nadie. Él es todo su mundo, es el padre de sus hijos, y ella sigue creyendo que lo ama. Una especie de síndrome de Estocolmo que la lleva a justificar y perdonar continuamente las agresiones y vejaciones de su agresor.
6. SOY EXTRANJERA, MALTRATADA Y SIN PAPELES. ¿QUÉ HAGO?No tengas miedo de denunciar tu situación. Las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado prestan atención a cualquiera que lo necesite, sea cual sea su situación legal. En los últimos años han aumentado los casos de extranjeras maltratadas, algo 'lógico' si se tiene en cuenta el aumento de la inmigración. El principal problema de este colectivo es el miedo a denunciar cuando se encuentran en situación irregular. Las asociaciones de mujeres insisten en que en una situación de urgencia, lo importante es salvar la vida.
7. ¿ES POSIBLE REHABILITAR A UN MALTRATADOR?En muchos casos, sí. Así lo creen muchos expertos que trabajan desde hace años en terapias de rehabilitación de hombres maltratadores. Pero el éxito de la rehabilitación requiere dos 'condiciones' previas: que el maltratador se reconozca como tal, que tome conciencia de los efectos dañinos de su comportamiento y que tenga una motivación para cambiar su actitud (en muchos casos, la promesa de su pareja de que volverá con él). Aunque algunos sectores rechazan estos programas y defienden que todos los medios y esfuerzos se destinen a las víctimas, muchos expertos coinciden en señalar que la rehabilitación es una pieza clave para romper el ciclo de la violencia.
DIAPO 20
8. ¿QUÉ FALLA EN EL SISTEMA DE PROTECCIÓN A LAS VÍCTIMAS?La propia protección a las víctimas. Muchos agresores que tenían orden de alejamiento la han incumplido porque las víctimas no tenían protección o porque no se controla o vigila que el agresor cumple el alejamiento. Faltan medios para garantizar la seguridad de una mujer amenazada. El plan de choque aprobado por el Consejo de Ministros el 7 de mayo de 2004 contempla medidas como la implantación de pulseras electrónicas para los maltratadores, teleasistencia a las víctimas y prisión preventiva para quienes quebranten la orden de alejamiento. Además, las asociaciones de mujeres demandan mayor coordinación de todos los agentes (policías, jueces, psicólogos, médicos...) que tienen que dar respuesta al tema del maltrato. La ley integral, aprobada el 22 de diciembre de 2004, pretende dar respuesta a muchas de estas lagunas.
9. ¿QUÉ SE PUEDE HACER PARA PREVENIR LA VIOLENCIA DOMÉSTICA?Cambiar los estereotipos y valores vigentes. La violencia es un hecho social y cultural: a lo largo de la historia -y todavía hoy- se ha identificado al hombre con la fuerza y a la mujer con la sumisión (hasta el 2 de mayo de 1975, el código civil español hablaba de la obediencia que la mujer debía al marido). Según un estudio de la Fundación Mujeres, el 23% de los chicos adolescentes entre 14 y 17 años conciben a la mujer como inferior y débil; y el 35% se muestran de acuerdo o muy de acuerdo con actitudes que justifican, niegan o minimizan la violencia de género. Cambiar los estereotipos vigentes supone un proyecto concreto de educación a largo plazo.
10. ¿LA APARICIÓN DE UN CASO DE VIOLENCIA DOMÉSTICA EN LOS MEDIOS PROVOCA MIMETISMO EN LAS CONDUCTAS DE LOS AGRESORES?Los expertos consultados opinan que no y destacan que los medios de comunicación han jugado y están jugando un papel muy importante, al poner en evidencia la gravedad de un problema que antes no traspasaba el ámbito familiar. Los medios han servido para concienciar a la sociedad sobre el tema y para que las víctimas conozcan los recursos que tienen a su alcance.
DIAPO 21
Ley integral
DESDE 1991, LAS ASOCIACIONES DE MUJERES venían pidiendo una ley integral contra la violencia de sexo, una herramienta diseñada para combatir el problema y facilitar la ayuda a las víctimas, pero también para erradicarlo.
La 'Ley orgánica de medidas de protección integral contra la violencia de género', una de las principales promesas electorales de Zapatero, ya es una realidad: el 22 de diciembre de 2004, el pleno del Congreso aprobaba, por unanimidad, un texto que contempla tanto medidas asistenciales como de prevención, con especial atención a las políticas educativas que insistan en la igualdad y el respeto de los derechos de la mujer. Su aspecto más polémico: la discriminación positiva que se establece por penalizar el maltrato doméstico sólo cuando el agresor es un hombre y la víctima, una mujer. Una de las enmiendas aprobadas durante su tramitación parlamentaria contempla la modificación del Código Penal para que las amenazas y lesiones leves sean consideradas como delito cuando afecte a víctimas «especialmente vulnerables» -niños, ancianos y minusválidos- que convivan con el autor».
La Ley establece una jurisdicción especial para la violencia de género y pretende lograr una estrecha coordinación de todos los agentes implicados en el proceso (fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, fiscales, forenses, psicólogos, magistrados, etc.), que deberán recibir una formación específica para que las víctimas sean atendidas en todo momento por especialistas en la materia.
OBJETO DE LA LEY. «Actuar contra la violencia que, como manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, se ejerce sobre éstas por parte de quienes sean o hayan sido sus cónyuges, o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aun sin convivencia». (Artículo 1.1.)
EDUCACIÓN. La ley insiste en que la formación en el respeto a la igualdad entre hombres y mujeres debe ser uno de los fines del sistema educativo español. Tal principio de igualdad se transmitirá desde la educación infantil hasta el bachillerato, y la Administración tendrá que revisar los materiales y libros de texto para garantizar la ausencia de conceptos o referencias que puedan fomentar la desigualdad. Además, en el Consejo Escolar del Estado tendrán presencia las organizaciones de mujeres, el Instituto de la Mujer y expertos reconocidos en la lucha contra la violencia por razones de sexo.
PUBLICIDAD. Se considerará ilícito la asociación del cuerpo femenino con un producto concreto. Las asociaciones e instituciones que trabajan a favor de la igualdad podrán solicitar la retirada de un anuncio si lo consideran oportuno.
APOYO A LAS VÍCTIMAS. La nueva ley permitirá la creación de servicios de atención e información inmediata que garanticen un primer asesoramiento legal y psicológico, centros de emergencia para asistir a las mujeres y a sus hijos y centros de recuperación integral. Comunidades Autónomas y Ayuntamientos participarán en el desarrollo de todos estos servicios, en los que también se contempla la asistencia jurídica especializada y gratuita, así como ayudas económicas que faciliten a las víctimas empezar una nueva vida: formación para el empleo, acceso prioritario a viviendas de protección oficial, bonificación a las empresas que las contraten, un fondo de garantía de pago de alimentos, entre otras. Además, las víctimas tendrán derechos laborales específicos como adaptar o reducir su jornada de trabajo, movilidad geográfica o estinguir un contrato cobrando el subsidio de desempleo.
MEDIDAS JURÍDICAS Y PENALES. Se crearán Juzgados de Igualdad y Asuntos Familiares en cada provincia y capital, en los que se centralizarán los asuntos civiles y penales de una misma unidad familiar. Estos jueces podrán adoptar distintas medidas de protección, según la gravedad de los casos: desde la salida del agresor del domicilio, el alejamiento y la suspensión de las comunicaciones, hasta la privación de la patria potestad y custodia de menores o la suspensión del régimen de visitas. También se reforzarán las penas contra los agresores: las amenazas leves se podrán sancionar con prisión de seis meses a un año y el juez podrá inhabilitar al progenitor para el ejercicio de la patria potestad o la tutela de los hijos hasta cinco años. En caso de lesiones, se agrava la pena de dos a cinco años cuando la víctima sea la esposa o compañera sentimental, aunque no haya habido convivencia. Además, se prevé que cada Fiscalía de los Tribunales Superiores de Justicia y de las Audiencias Provinciales tenga su propia Sección de Violencia Familiar y que se cree la figura del 'Fiscal contra la violencia contra la mujer'.
NUEVOS ÓRGANOS ADMINISTRATIVOS. La ley contempla la creación de una Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género (bajo el Ministerio de Presidencia y con rango de Secretaría de Estado), un Consejo Consultivo y un Observatorio Nacional de Violencia sobre la Mujer en el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.
OTRAS MEDIDAS. Creación de unidades especializadas en prevención de la violencia; aplicación de programas específicos a maltratadores en prisión.

EJEMPLOS


Éste es el consultorio online sobre violencia de género de elmundo.es. Todos los jueves se publicarán en esta página las respuestas que el psicólogo Jorge Castelló, experto en dependencia emocional, y la abogada Beatriz Monasterio ofrecen a las preguntas recibidas durante la semana, respetando rigurosamente la confidencialidad de quienes las planteen.
Para enviar su consulta a EL DEFENSOR DE LA MALTRATADA, escriba a:cuentanos@el-mundo.net
421. Quiero saber cómo puedo superar la adicción emocional que me ha quedado después de tres años de maltrato. Esporádicamente sigo con ganas de verle y de que me digan que todo es mentira. Esta situación me esta volviendo loca, pues no entiendo cómo puedo seguir deseando verle y sigo sintiéndome culpable de que todo. Me gustaría saber si puedes darme algún consejo como punto de partida, pues actualmente no tengo ningún deseo de vivir. Saludos y gracias.
Hola, gracias por participar en esta sección. Mira, el primer consejo que te puedo dar es que solicites ayuda profesional, tanto por tu dependencia como por las secuelas que te haya dejado tanto el maltrato como la ruptura, incluida una posible depresión ("... actualmente no tengo ningún deseo de vivir"). Creo que son motivos más que suficientes como para que pongas todos los recursos a tu alcance en pleno funcionamiento.
Además de esto, sí te recomendaría un proceso exhaustivo de reflexión sobre tu situación y sobre tu relación de pareja anterior. En estos casos en los que los sentimientos son los que dominan, conviene recurrir a nuestro lado más racional y objetivo para que nos saque del atolladero y nos sirva de punto de referencia; a este lado racional y objetivo también pueden contribuir las opiniones de tu entorno, que generalmente se aportan desde la distancia y el desinterés. Analizar fríamente tu relación de pareja te puede servir para darte cuenta de lo que no es el amor, de que en una relación se deben tener gratificaciones, hay que experimentar crecimiento y satisfacción y no empequeñecimiento y dolor. Querer no es someterse a alguien. Piensa también si lo que te ocurre es miedo a la soledad, aunque a lo que deberías tener miedo es a determinadas compañías que serían destructivas para cualquiera.
Nada más, lucha por ti porque tú, como cualquier otra persona, mereces la pena; y esta idea es la que debe salir fortalecida de una relación de pareja, no la contraria. Mucha suerte y ánimo.

420. Soy la madre de una chica de 19 años, abierta, responsable y muy sociable, que está saliendo por segunda vez con un chico desde hace tres meses y del que está locamente enamorada. Es un chico con antecedentes familiares de violencia. Cuando se enfada se pone violento, es manipulador, autoritario, caprichoso y derrochador, y siempre tiene que imponer su voluntad. Estoy segura completamente que maltrata a mi hija psicológicamente (al menos).
Hace tres días ella ha decidido dejar a este chico, aparte de porque creo que ella ve que las cosas que hace no son normales, dice que porque no se encuentra bien con él. En casa nos alegramos muchísimo, ella no quería verlo ni hablar con él, pero yo no me fiaba del todo. Pasados estos tres días, ella lo ha visto de nuevo y él le ha dicho que está en consulta con un psicólogo y que se va a curar. La aptitud de mi hija ya ha cambiado, piensa que él se va a curar y ya no ve imposible la posibilidad de volver con él algún día cuando "se recupere". Su padre y yo estamos angustiados y muy asustados porque si vuelve con él será toda la vida una desgraciada, ya que él anula su voluntad y cambia totalmente su personalidad siguiendo sus pasos y sus ideas descabelladas.
Yo quiero llevarla a un psicólogo que la haga ver que realmente él es un maltratador, le rogamos que no lo vuelva a ver, intentamos convencerla de que las cosas que él le ha hecho y en mundo en el que se ha movido no es el normal de una chica de esa edad, pero ella no quiere o no puede verlo, se niega a contarnos sus cosas.
¿Cómo podemos tratarla para hacerla ver el error que va a cometer si vuelve otra vez con él si ella no nos quiere escuchar?
Realmente ha pasado muy poco tiempo (3 meses de relación, una ruptura reciente) como para saber qué ocurre y qué puede ocurrir. Las personas que lean habitualmente esta sección ya saben que yo soy un poco escéptico con las terapias que se hacen para evitar una ruptura, como puede ser el caso de ese chico -tengo mis reservas en todo por no conocer la versión de la boca de los interesados-. Si la motivación de dicha terapia es no perder la relación o satisfacer una demanda de la pareja, el fracaso está garantizado; otra cosa es que el individuo "reaccione" y se dé cuenta de que tiene problemas, que está haciendo las cosas mal y que debe poner solución con un profesional. En este último caso, quizá sí proceda dar un voto de confianza a esa persona.
Pero claro, para saber todo esto hace falta conocer los datos de primera mano o dejar, quizá, que pase más tiempo. Por tu mensaje, yo interpreto que vosotros no os creéis realmente que este chico tenga propósitos de enmienda, e imagino que vuestros motivos tendréis. Yo os recomendaría dos cosas: la primera es que le hagáis ver vuestra opinión de que la relación no es positiva para ella, pero evitando meteros directamente con él, porque si obráis así se alejará todavía más de vosotros (podéis decirle que él es de otra manera, muy diferente, que quizá estaría mejor con otra chica diferente); la segunda cosa es que, si no quiere acudir a un psicólogo a consultar su situación, que nos escriba a esta sección de manera anónima -como siempre- y nos explique lo que siente y lo que le ocurre. Nada más, mucha suerte.


417. Tengo un problema con los familiares de mi novia y la verdad, no sé a quién recurrir. Me siento impotente de no poder hacer nada. Nos conocimos en un cibercafé de unos primos de ella. Empezamos a sonreírnos, a molestarnos, a jugar, hacer bromas… Entonces empezamos a salir y ya hace seis meses que estamos juntos. Yo la amo y ella me ama, pero un día se nos acabó la suerte. Sus padres nunca me aceptaron porque soy un "negro villero" (porque vivo en un barrio marginado por la delincuencia) y porque soy pobre. Tal vez piensan que no le podré dar nada bueno, ¿quién quiere eso para una hija? Nadie quiere el mal para su hija pero ese no es el caso. También creo que deben dejar que ella haga su vida, que decida por su voluntad. Nunca fui malo con ella, nunca le pegué, nunca la maltraté nunca le hice daño porque la quiero. Y una cosa más: los padres le pegan mucho; ella tiene 18 años, creo que no merece que la peguen ¿o sí? Quiero q me diga qué puedo hacer, ¿es mejor fugarme o dejar que ella se me valla de las manos? No sé qué hacer.
Hola, gracias por participar. Es una pregunta complicada, porque implica a terceras personas y sus familiares. En cualquier caso, tu novia es mayor de edad y pienso que puede tomar decisiones por sí misma; si ella quiere estar contigo la que debe plantear esto ante su familia es ella. Lo mejor sería que tú te mantuvieras al margen. En cuanto a lo de que le pegan, habrá que ver exactamente qué es lo que sucede y puedes recomendarle que denuncie si es preciso. Por supuesto, lo de fugarse no lo veo apropiado y empezarías con mal pie la relación, si queréis iros de casa lo mejor es que hagáis las cosas bien hechas, que encontréis trabajo, que os podáis independizar, etc. Mucha suerte.

416. ¿Qué puede hacer un chico que cuando tenía 26 años es denunciado por su ex novia de violación, malos tratos, robo, amenazas, etc., con el único objeto de robarle el piso que habían comprado entre los dos? ¿Saben a cuánto le podían haber condenado por estos delitos? Afortunadamente el juez no la creyó y denegó la orden de alejamiento y sus posteriores recursos. Posteriormente también intentó mediante interdicto que también perdió. El tema está archivado, pero en el juzgado consta como acusado de todas esas barbaridades.
¿Es lícito que esa mujer juegue con algo tan delicado, y serio como es el maltrato doméstico, cuando desgraciadamente mueren mujeres todos los días? ¿Es justo que este chico esté aterrorizado cuando llega a casa ante sus amenazas (en cualquier momento me pongo a chillar, digo que tal o cual, que lleve a casa a cualquiera (van cinco diferentes en un año, como intentando provocar una situación que desde luego no va conseguir) y encima diga en el juzgado en su día que tiene miedo? Y ahora que este chico quiere denunciarla por denuncia falsa, los abogados le dicen que un juez no se va a atrever a condenarla como están las cosas… ¿A quién puede acudir que le ayude en el aspecto psicológico y legal?
Como comentas que "el juez no creyó a la chica", me imagino que el caso pueda estar archivado; en cualquier caso, si no la creyó el juez, no debes preocuparte por la pena de violación; el delito de violación lleva aparejado un protocolo, cuando se denuncia de inmediato; si no, es necesario probar que dicho delito ha existido; la pena, en su caso, es de seis a doce años y, desde luego debe ponerse en contacto inmediatamente con un/a abogado/a que te lleve el tema o que te asesore.
Por lo que respecta a la ayuda psicológica, sería francamente bueno que este chico solicitara tratamiento y que obtuviera apoyo emocional en la terapia. La situación que está atravesando -siguiendo tu versión- no es normal y tiene que ser extremadamente estresante. Además de esto, yo le diría a este chico que lo importante es que todo, más mal que bien, se está arreglando judicialmente y que mantenga la cabeza bien alta; es decir, que esté tranquilo consigo mismo. Esto tiene que ser algo más que una actitud, o sea que si evita ir a determinados sitios o se "esconde" un poco por miedo, hay que demostrar con hechos que no tiene de qué ocultarse y que no tiene por qué arrpentirse de nada, porque no ha hecho nada. Me parecería fenomenal, desde un punto de vista estrictamente psicológico (aunque no tuviera muchas posibilidades jurídicas de ganar) que denunciara a esta chica, se sentiría mucho mejor y ganaría autoconfianza. Mucha suerte.

413. Mi caso se remonta a agosto de 2003, cuando conocí a un chico con el que estuve saliendo durante cuatro meses. Después rompimos. Desde entonces, me llamaba más de 40 veces al día y decidió montar guardia permanentemente en la puerta de mi trabajo y de mi casa (él vive a unos 50 kilómetros). Conseguí que la empresa me trasladara a 10.000 kilómetros, donde ni mi familia, ni compañeros ni amigos llegaron nunca a saber mi dirección. Estando allí continuó con el acoso de 40 llamadas diarias (yo descolgaba y volvía a colgar, para que le subiera la cuenta y poder presentar pruebas en caso de denuncia) y comenzó a escribirme cinco mails de cinco páginas al día (cuando rompí con él ni si quiera sabía encender un ordenador).
Me localizó y tuve que cambiarme de piso. Tras cinco meses de estancia en el extranjero regresé a Madrid, donde solo pasé 24 horas. Nadie sabía de mi retorno. Por supuesto, me lo encontré de nuevo en la puerta de casa. Me fui a 400 kilómetros, donde me localizó en breve. Cuando le denuncié (presentando todas las pruebas) ya hacía un año que había cortado con él. El juez encargado del caso dijo que él "solo veía un hombre enamorado". Me volví a marchar a 10.000 kilómetros y continuó el acoso.Unos meses después fui convocada a juicio. Por supuesto, el juez no autorizó la investigación de su cuenta de teléfono ¿No es ésta una de las principales evidencias de acoso? Así que no me presenté al juicio.
Hoy, dos años después, y sin que NUNCA haya contestado a ninguna de sus llamadas ni cartas, el chico continúa llamando y continúa estando en la puerta de mi casa…La abogada me informó de que hay TANTOS CASOS DE DENUNCIAS POR ACOSO Y MALTRATO, que cada vez que llega un nuevo caso los jueces se enojan y muchas veces no obtienen la atención y cuidado que debieran. Estoy segura de que hay muchísimos casos como el mío. Entiendo que ahora las mujeres debemos luchar en dos frentes: solucionar nuestros problemas en casa, y luchar contra jueces machistas.
A menudo se nos culpa a las mujeres de no denunciar maltratos o acosos. El hecho de que haya habido un juicio no ha desalentado a mi ex para continuar acosándome. ¿Qué hubiera ocurrido si me llego a presentar al juicio y el juez le absuelve? Creo que hubiera constituido una inyección de ánimo para reforzar su comportamiento. Gracias por la atención prestada y enhorabuena por su foro.
Según las leyes que rigen en España, en este momento sí podemos decir que las cosas han cambiado para las mujeres, por suerte, pues el maltrato se castiga duramente; no se cómo pudo decir el juez que "se trataba de un hombre enamorado..."; ¿qué significa "estar enamorado"?: ¿hacer daño? No sé si es que se planteó mal la denuncia. Me tendrás que contar más datos para que pueda comentar mejor este asunto. Muchas gracias.