Entradas en este blog

862 entradas

Ultima actualización: 25 de Mayo de 2017

(Se incluyen artículos y otros medios de comunicación desde 1981 a la actualidad publicados en El Colonial, El País, Diario Córdoba, La Voz de Córdoba, El Día de Córdoba y algunos otros medios de comunicación impresa, bien escritos por mi, bien que aparezcan noticias relacionadas con la Salud, o con alguno de mis tres pueblos: Adamuz, Monturque o Fuente Palmera)





Citas

De entre los conceptos hermenéuticos básicos aplicables a la ETICA, el principal es el de la SOLIDARIDAD" (M. Kelly)
---------------------------------------------------------------
"Pobre del líder que ignora a quien le facilitó el autodescubrimiento de su liderazgo y le ayuda a mantenerlo" (B. Galan)
----------------------------------------------------------------
"Dijo a la lengua el suspiro:
echate a buscar palabras
que digan lo que yo digo" (Copla andaluza)
------
"Dijo el suspiro al silencio:
yo digo lo que tu quieres
decir, y no estás diciendo" (Dr. Pedro Laín Entralgo)

El tiempo en Monturque

Sígueme por correo-e

jueves, 25 de mayo de 2017

LA IMPORTANCIA DE LAS VACUNAS Y DE LA EDUCACIÓN PARA LA SALUD



A pesar de que las vacunas evitan en el mundo, cada año, la muerte de SEIS MILLONES DE PERSONAS, están surgiendo algunos grupos de objetores y contrarios a las mismas, que se basan en los efectos secundarios (que son mínimos) que pueden producir y algunas dudas que tienen sobre su efectividad, lo que hace que ciertas personas tengan la sensación de que no son necesarias.
Lamentablemente este movimiento contra las vacunas, va teniendo adeptos cada día. ¿Por qué ocurre este fenómeno? ¿Por qué contaminan la opinión pública con falsas informaciones no contrastadas, contrapuestas a la evidencia científica que demuestran la efectividad de las vacunas y la importancia de estar vacunados, no solo individual sino colectivamente?
En este sentido, los ciudadanos tenemos una responsabilidad doble: individual y colectiva. En el apartado individual, podríamos justificar o excluir a quien no quiera vacunarse. Pero en lo que respecta al deber con la  comunidad, no hay ni justificación ni excepción: individualmente tenemos la obligación de vacunarnos para proteger a la colectividad, mediante el efecto “paraguas” protector que se despliega en la comunidad cuando en esta, la mayoría de los ciudadanos está correctamente vacunada.

Recientemente se han presentado algunos brotes de enfermedades que podrían haberse evitado, si la población en conjunto hubiera estado inmunizada. Este hecho nos debe hacer recapacitar en la obligación ética y legal que tenemos de vacunarnos y tener en cuenta que la Salud Pública es un bien común que hemos de proteger entre todos actuando responsablemente cada uno. Las vacunas evitan enfermedades y también las secuelas que estas puedan dejar y el sufrimiento por ellas tanto en pacientes como en seres queridos, amén del gasto que supone  para todos.
En este problema, que debe tener solución, yo veo varios aspectos que habría que estudiar y modificar y todos son importantes: Primero, tener controlada la población que ha decidido no vacunarse. Segundo, dar información suficientemente clara en los medios y en redes sociales con mensajes positivos y con datos para que se deje de cuestionar la efectividad de las vacunas, y crear conciencia en la población de la importancia de las mismas y de los padecimientos que previenen. Tercero: dichos mensajes deben ir impregnados de llamadas a la solidaridad entre todos para conseguir abrir un gran “paraguas inmune” como fenómeno protector de la sociedad. Cuarto: La importancia que tenemos los profesionales sanitarios como transmisores de estos mensajes a la población, no solo comunicándonos con ella sino  convenciéndola de las bondades de las vacunas. Quinto: El papel de la Administración es fundamental, ya que es ella quien debe coordinar todo, unificar el calendario vacunal en todo el territorio nacional y pagar la comunicación, mediante campañas permanentes.
La Educación para la Salud es fundamental, y aún no se ha dado cuenta de ello la Administración Sanitaria: Se les llena la boca de ella a todos los partidos políticos cuando se elaboran los programas electorales próximos a las elecciones, pero nunca llegan a implementarla sólida, continua y permanentemente. Interesa más dar paso a proyectos cortos que den resultados en menos de cuatro años, que sentar las bases y desarrollar un programa sencillo y barato como es el de la Educación para la Salud, pero que da los resultados a largo plazo, consiguiendo modificar actitudes, hábitos, costumbres, etc. que beneficiarían no solo a la salud y economía de un País, sino también a la felicidad de sus ciudadanos.






lunes, 27 de febrero de 2017

El Galeno solitario.

GRACIAS EN NOMBRE DE LOS MÉDICOS RURALES. MAGNÍFICO ARTÍCULO DE D. MIGUEL RANCHAL SANCHEZ

Publicado en Diario Córdoba el 17 de enero de 2017

El galeno solitario -

Los Médicos sentimos distinto a los demás

Este texto no es mío, lo he copiado porque he creido interesante difundirlo, porque estoy de acuerdo totalmente con él. Yo añadiría algo, pero lo haré en otra ocasión.

Texto basado y traducido libremente de este blog: http://www.kevinmd.com/blog/2016/08/doctors-experience-world-differently.html

Hay personas que sienten y tienen una actitud diferente ante la vida, por ocupar un puesto, vivir una circunstancia vital señalada, estar en un lugar explícito en un momento concreto o simplemente tener una profesión determinada.
Los médicos somos una de esas profesiones que experimentamos la vida de forma diferente porque:
  • Vemos el milagro de la vida cuando nace un bebe, somos testigos de la alegría de sus padres y el amor que llena la habitación.
  • Estamos frecuentemente presentes cuando mueren personas y a veces nos encontramos a su lado y en contacto físico con ellos, transmitimos las malas noticias de la enfermedad o la muerte de alguien y vivimos de cerca el sufrimiento de sus familiares y amigos, siendo frecuentemente implicados en ese proceso de duelo.
  • Somos la mayoría de las veces portadores de buenas noticias, de los informes médicos (si son benignos los tumores o si la citología o la analítica no tiene nada malo).
  • También a veces tenemos que informar de malas noticias, informamos a personas de que tienen una enfermedad grave, o empatizamos con los familiares al decirles que su madre, padre, hermano o hijo tienen una enfermedad terminal.
  • Somos además los primeros en saberlo, incluso si en el vientre de una madre tiene un niño o una niña.
  • Nuestros pensamientos de frustración, éxitos, culpa, tristeza, referidos a nuestra labor, mayoritariamente los digerimos en privado, porque no suelen ser comprendidos en otros ámbitos, por eso nos atribuyen conversaciones monotemáticas al reunirnos.
  • Llegamos a oír las historias de la gente, sus miedos, sus problemas más íntimos. Nuestros pacientes confían en nosotros.
  • Tocamos partes del cuerpo, olemos los olores íntimos, vemos zonas restringidas, oimos ruidos personales, todos de otras personas que no están en nuestro ámbito cercano pero que son nuestros pacientes.
  • A veces no dormimos en toda la noche, porque nos dedicamos a cuidar a los demás.
  • Consumimos nuestro tiempo dedicado a los demás, más allá de nuestro tiempo retribuido. 
  • Llegamos a aliviar el dolor, reducir el miedo y tranquilizar, quizás no siempre, pero sin duda más a menudo que la mayoría de personas, y lo hacemos sólo con nuestra presencia al lado del que sufre, con nuestra escucha activa, con el contacto físico sensible, con una simple mirada a la cara de la persona que nos busca.
  • Y a veces, también nos olvidamos de cuidar de nuestra propia salud.
Hay un montón de cosas que los médicos llegan a sentir que las demás personas nunca aprecian, por eso quizás los médicos experimentan la vida de forma diferente.

Texto basado y traducido libremente de este blog: http://www.kevinmd.com/blog/2016/08/doctors-experience-world-differently.html